Vecinos conectados

Tan cerca y tan lejos. Los barrios y las comunidades de vecinos constituyen entornos realmente complejos donde las redes sociales no acaban de consolidarse.

Esa distancia de seguridad, esa delgada línea roja que nos permite solidarizarnos con una buena causa global a nivel mundial e ignorar cualquier cosa que pase a escasos metros de distancia. “Bastante tengo yo con mis problemas y con mi trabajo”. Que ironía.

Según los datos de nextdoor, la mayor plataforma digital de este tipo en Estados Unidos, con unos 42.000 barrios y comunidades registrados, solo el 26% de las personas habla con sus vecinos. ¿Puede funcionar entonces una red social para vecinos?

En España existen varias plataformas, con diferentes servicios, contenidos y tipología de usuarios:

  • DirectoriosVecinolisto constituye un completo listado de todas las empresas que ofrecen servicios para comunidades.
  • Foros. NuevosVecinos y ComunidadVecinos son espacios generalistas con todo tipo de contenidos, información (legislación, hipotecas, actualidad inmobiliaria) y multitud de consultas sobre las problemáticas más habituales en las comunidades de vecinos.
  • Comunidades de Vecinos. Plataformas como Plusvecinos y WappCasa ofrecen distintos servicios para tareas de gestión y comunicación entre los vecinos: votaciones virtuales, gestión de incidencias, tablón de anuncios, etc. Otras como redConvive se centran únicamente en las reuniones y juntas de propietarios.
  • Administradores de Fincas. Gestión de incidencias, gestión de documentos, mensajería instantánea o contabilidad son algunas de las utilidades que ofrecen plataformas como PortalFincas, SmartFincasWappFincas, cuyo objetivo es facilitar las tareas de los administradores.

Pretendemos mejorar las comunidades locales a través de las plataformas online y de las aplicaciones móviles, transformándolas en espacios inteligentes de convivencia. Sin embargo, la realidad se antoja bien distinta. “¿Una red social interna para tratar los asuntos de la comunidad? Jamás. Se la tenemos jurada al del séptimo desde que su perro hizo sus necesidades en el portal. Y al portero. Yo necesito vecinos como nosotros, gente guay. Sin perros. Sin niños. Y bien educada.”

perfilvecino

Tal vez si esta persona hubiera tenido acceso a una red social con el perfil y ciertos datos de los vecinos, jamás hubiera comprado ese piso. Quizás los usuarios busquen otro tipo de servicios o funcionalidades…

Porque efectivamente la cosa cambia cuando las personas comienzan a innovar y utilizar la plataforma de formas diferentes. Por ejemplo, para prevenir los delitos. En ciudades como Houston o San Antonio la policía ya se comunica con los vecinos a través de nextdoor.

Parece claro que, de nuevo, este tipo de plataformas digitales servirán para trasladar lo mejor y lo peor del vecindario y sus habitantes. Como siempre, hay opiniones para todos los gustos.

comment1

comment2

Diez de la noche. La pareja del quinto comienza una discusión a gritos, como cada semana. A ver de qué se trata hoy. Me voy preparando para subir a aporrearles la puerta o dejarles una nota en el buzón. Después de todo, tampoco hemos cambiado tanto con esto de internet y la digitalización 😉

Anuncios

ciudades inteligentes … y con sentido común

En los últimos meses he tenido ocasión de colaborar en la iniciativa AllConnected de mi colega Victor López-Barrantes. A través de un completo informe que se publicará en las próximas semanas, se pretende difundir una visión lo más amplia posible de todo lo que se mueve alrededor del concepto “smart” y su impacto en los distintos “ecosistemas” (ciudades, empresas, administraciones públicas, hogares, etc.).

Por suerte, tuvimos ayuda de cuatro personas excepcionales, con carácter innovador, ganas de colaborar y sobre todo, con un enorme sentido común.

A Doménico Di Siena tuve el placer de conocerle hace tiempo, con su fantástico proyecto procomún. Con Marcelo Soria y Francisco Romero coincidí como ponente en TEDxCity2.0 el pasado mes de Octubre. Y a Manu Fernández le seguía desde hace tiempo en su potente blog. Unas 7 horas de debate, grandes aportaciones y visiones, que me gustaría resumir en estos aspectos:

  • La ciudad como laboratorio. Un lugar donde transferir y poner en valor de manera real la I+D+i que se genera en Universidades y Empresas. Generalmente se encuentra muy alejada de los entornos urbanos y no se tiene en cuenta al ciudadano como “prosumer”.
  • Nuevas profesiones. La evolución de las ciudades está provocando la aparición de nuevos perfiles profesionales: Chief Digital Officer, Chief Data Officer, etc. Incluso debería transformar otros, como por ejemplo el trabajador social, hacia una figura de dinamizador y conector social que aplique inteligencia colectiva a la resolución de problemas ciudadanos.
  • La cultura política (de servicio público) y la cultura ciudadana como palancas para afrontar cualquier tipo de cambio en las ciudades. Existe todavía una enorme brecha entre lo que se habla en los foros de innovación, tecnología e infraestructuras y la realidad de las ciudades.
  • Colaboración. Tan importante como la colaboración público-privada es la colaboración entre administraciones públicas. Además, las barreras legales para desarrollar iniciativas todavía siguen siendo enormes.
  • La importancia del contexto. Los retos los marcan las ciudades en función de su situación real. No tienen nada que ver las ciudades de los países desarrollados con las de los países emergentes o los subdesarrollados.
  • Empoderamiento de la ciudadanía. En temas como por ejemplo la eficiencia energética o la creación de nuevos modelos de producción y consumo.
  • La paradoja tecnológica. Tenemos cada vez más tecnología para vivir de forma deslocalizada, y sin embargo cada vez vive más gente en las ciudades.
  • Internet. Debemos ser capaces de llevar los modelos tradicionales de colaboración ciudadana a las redes, y aplicar modelos de innovación social para mejorarlos y crear otros nuevos, utilizando todos los activos de la ciudad y el talento conectado.
  • Servicio en lugar de producto. Hay que resolver los problemas ciudadanos con un enfoque de servicio, no de producto. Una gran parte de la vida en las ciudades no pasa por la utilización de servicios públicos, y generalmente se ignora.

Lo dicho, ha sido un placer haber compartido estos temas con todos ellos. Yo por mi parte seguiré reflexionando sobre el dinero del futuro, la identidad digital y como convertir las comunidades de vecinos en espacios inteligentes de convivencia … o al menos mejorarlas 🙂