La importancia de lo visual en el proceso de innovación

Siglo XXI. El uso de formatos visuales en los “momentos de la verdad” del proceso de innovación se ha impuesto definitivamente. Vídeo, fotografía, ilustraciones o visual thinking son recursos tremendamente útiles en todas sus fases. Desde la ideación al prototipado, para explicar nuestro nuevo modelo de negocio o el proceso que acabamos de rediseñar.

La explosión del concepto “transmedia” en las nuevas series de ficción y videojuegos así lo constata. “Será transmedia o no será” dicen ya algunos.

¿Por qué? Quizás nos habíamos olvidado de lo determinante que es el aprendizaje visual en nuestro proceso educativo… o sencillamente lo habíamos dejado de lado pensando que lo único importante eran los textos, las palabras y la memorización.

Aparte de los videojuegos, los niños ya utilizan mapas mentales como herramientas para aprender. Y ya está demostrado que garabatear (así, como suena) mejora la comprensión y el pensamiento creativo. Sencillamente, ¡desbloquea tu cerebro! Como poco, podrás convertir tu dibujo en un producto de diseño 🙂

Hoy vemos como la red social Instagram, basada en capturar y compartir tus momentos a través de fotografías es cada vez más utilizada por las empresas para proyectos innovadores y campañas creativas. Y de nuevo, una comunidad de fans y su blog se convierten en la columna vertebral de su evolución, fomentando fantásticos trabajos creativos como el de Rachel Ryle en Don’t Stop Motion.

Y qué decir de Vine. Esta aplicación para smartphones nos ha demostrado que no solo de YouTube vive el humanoide digital. Definitivamente, vídeos de seis segundos pueden ser potentes armas visuales.

¿Cuantos más proyectos de estadística y análisis de datos van a quedarse en un cajón porque no somos capaces de explicar e ilustrar adecuadamente sus conclusiones? Tengo la certeza de que las iniciativas de Big y Open Data van a tener muy en cuenta lo visual, ya sea con el uso de infografías o contando con soluciones de visualización de datos, como por ejemplo CartoDB, de la empresa española Vizzuality.

En lo relativo a Visual Thinking, tenemos la suerte de tener a uno de sus mayores impulsores en España, Fernando de Pablo. El gran @dibujario nos lo explica perfectamente en su blog: “Dibujamos para pensar más rápido, para pensar en equipo y con menos riesgos”. Igual de importante es conocer la técnica como tener los mejores profesionales para llevarlas a cabo. La figura del facilitador visual será a buen seguro uno de esos perfiles que necesitaremos para nuestros equipos de innovación.

¿Te atreves a dibujar, filmar o ilustrar tus proyectos? Pues ¡a por ello!

Anuncios

Innovación y Ciencia, la socialización del conocimiento

socializacion_conocimiento

“Los guías de los yacimientos y los monitores del Museo de la Evolución Humana tienen pasión, conocimiento y talento para comunicarlo”. Para Juan Luis Arsuaga, codirector de los yacimientos de la Sierra de Atapuerca, ésa es la clave del enorme trabajo que realiza el equipo que día a día se encarga de guiar a los visitantes en su viaje a este extraordinario “ecosistema de aprendizaje de la evolución humana” que tenemos en la provincia de Burgos.

Porque aquí aprende todo el mundo: el equipo de investigadores con sus continuos hallazgos y descubrimientos, los guías y monitores a trasladar todo ese conocimiento de una forma amena y entretenida (un fenómeno David Canales y su blog), y por último el visitante en cada uno de los diferentes entornos. La combinación de diferentes espacios (yacimientos, parque y museo), cada uno con su función y objetivos bien diferenciados, conforma un ecosistema que se ampliará próximamente con una reserva de animales prehistóricos. Sencillamente genial.

YacimientoGaleria

Definitivamente, el de Atapuerca es un modelo innovador, ¿por qué?

  • Ciencia. Porque al margen de sus increíbles descubrimientos, sus científicos utilizan hasta nueve métodos diferentes para medir la antigüedad de los restos encontrados, algunos desarrollados por el propio equipo. Porque en su museo, no solo tenemos restos de Homo antecessor o heidelbergensis, sino a Darwin y el origen de las especies, o a Ramón y Cajal con sus estudios sobre neuroanatomía.
  • Comunicación. Por su blog científico, por ponerles voz a Miguelón y Lucy, por la capacidad de los guías y los monitores de conectar con los visitantes, por usar los medios sociales. Esos encuentros tuiteros comienzan a ser ya un clásico, queremos más! 🙂
  • Talento. Incorporando perfiles multidisciplinares, vinculados sobre todo a la historia, geología y biología, pero contando también con topógrafos, físicos y muchas otras especialidades. Y con una enorme capacidad de comunicación y divulgación, clave para el proyecto global.
  • Colaboración. Porque en el Museo se mezclan los contenidos propios con exposiciones como la de L’Oreal (dedicada a la evolución del concepto de la belleza humana), o la de Lego (recreando escenarios históricos, y la propia Sima de los Huesos). Y son muchos sus proyectos con instituciones a nivel internacional.
  • Financiación. En la situación actual de crisis y recortes, han diversificado a todos los niveles las vías de ingresos para mantener vivo el proyecto: patrocinios en los yacimientos, proyectos europeos, entradas y material divulgativo del museo…

“El Museo de la Evolución es un museo en evolución”. Que así sea, y por muchos años! Enhorabuena a todo el equipo de Atapuerca y a la Fundación, y gracias al gran Jesús Calleja por descubrirnos esta fantástica experiencia.

Innovar desde la ciudadanía

Pues sí. Parece que esto de innovar no era solo cosa de gurús o iluminados 🙂

Las personas innovan, crean y mejoran. Individualmente o en grupo. En las empresas, en los barrios o en las calles. Con internet y las tecnologías como aliados.

Las iniciativas se multiplican y les ponemos nombres diferentes para intentar entenderlas, agruparlas o clasificarlas: innovación social, emprendimiento socialconsumo colaborativo o “sharing economy”.
Incluso nos atrevemos a modificar la forma en la que intercambiamos nuestros activos, a inventar nosotros mismos como será el dinero del futuro.

Tal y como se concluyó en el evento sobre consumo colaborativo celebrado en ESADE el pasado mes de Mayo, estas iniciativas serán clave para entender la economía de los próximos años:

  1. El consumo colaborativo ha llegado para quedarse, porque se trata de un cambio cultural y social.
  2. Sin confianza no hay transacciones, ni negocio.
  3. Este tipo de iniciativas puede suponer el “despertar” de empresas tradicionales o sectores en crisis.
  4. La escala ideal es la ciudad, el mayor espacio de innovación que jamás haya existido.
  5. Las políticas públicas serán clave para legitimar y dar seguridad a estos proyectos.
Y también en España, donde ya tenemos un fantástico abanico de opciones en ámbitos muy diversos: energía, transporte, turismo, servicios domésticos, …
Como sociedad, tenemos una gran oportunidad para potenciar ese emprendimiento “práctico”, que resuelve problemas comunes e importantes. Los emprendedores sociales ya están conectados en la red, compartiendo, colaborando e incluso estableciendo sus propios modelos, estándares y guías. Se han puesto manos a la obra, resolviendo problemas locales con visión global, luchando contra la pobreza utilizando las tecnologías.
El informe “Bridging The Pioneer Gap” de The Aspen Institute sobre incubadoras, aceleradoras e inversión en este tipo de proyectos lo deja bastante claro:
  1. La filantropía sigue siendo necesaria como fuente de ideas e iniciativas, aunque no es garantía de éxito cuando se llevan a cabo en forma de proyectos.
  2. El partnership con las empresas e inversores privados es conveniente para que las iniciativas sobrevivan.
  3. Es tan importante aprender de los éxitos como de los errores. Por ello es vital gestionar adecuadamente todos los datos y el conocimiento asociado a los proyectos.

Y como siempre, debemos entender que en el cambio de época que vivimos, “time lost is far more critical than money lost”.

ciudades inteligentes … y con sentido común

En los últimos meses he tenido ocasión de colaborar en la iniciativa AllConnected de mi colega Victor López-Barrantes. A través de un completo informe que se publicará en las próximas semanas, se pretende difundir una visión lo más amplia posible de todo lo que se mueve alrededor del concepto “smart” y su impacto en los distintos “ecosistemas” (ciudades, empresas, administraciones públicas, hogares, etc.).

Por suerte, tuvimos ayuda de cuatro personas excepcionales, con carácter innovador, ganas de colaborar y sobre todo, con un enorme sentido común.

A Doménico Di Siena tuve el placer de conocerle hace tiempo, con su fantástico proyecto procomún. Con Marcelo Soria y Francisco Romero coincidí como ponente en TEDxCity2.0 el pasado mes de Octubre. Y a Manu Fernández le seguía desde hace tiempo en su potente blog. Unas 7 horas de debate, grandes aportaciones y visiones, que me gustaría resumir en estos aspectos:

  • La ciudad como laboratorio. Un lugar donde transferir y poner en valor de manera real la I+D+i que se genera en Universidades y Empresas. Generalmente se encuentra muy alejada de los entornos urbanos y no se tiene en cuenta al ciudadano como “prosumer”.
  • Nuevas profesiones. La evolución de las ciudades está provocando la aparición de nuevos perfiles profesionales: Chief Digital Officer, Chief Data Officer, etc. Incluso debería transformar otros, como por ejemplo el trabajador social, hacia una figura de dinamizador y conector social que aplique inteligencia colectiva a la resolución de problemas ciudadanos.
  • La cultura política (de servicio público) y la cultura ciudadana como palancas para afrontar cualquier tipo de cambio en las ciudades. Existe todavía una enorme brecha entre lo que se habla en los foros de innovación, tecnología e infraestructuras y la realidad de las ciudades.
  • Colaboración. Tan importante como la colaboración público-privada es la colaboración entre administraciones públicas. Además, las barreras legales para desarrollar iniciativas todavía siguen siendo enormes.
  • La importancia del contexto. Los retos los marcan las ciudades en función de su situación real. No tienen nada que ver las ciudades de los países desarrollados con las de los países emergentes o los subdesarrollados.
  • Empoderamiento de la ciudadanía. En temas como por ejemplo la eficiencia energética o la creación de nuevos modelos de producción y consumo.
  • La paradoja tecnológica. Tenemos cada vez más tecnología para vivir de forma deslocalizada, y sin embargo cada vez vive más gente en las ciudades.
  • Internet. Debemos ser capaces de llevar los modelos tradicionales de colaboración ciudadana a las redes, y aplicar modelos de innovación social para mejorarlos y crear otros nuevos, utilizando todos los activos de la ciudad y el talento conectado.
  • Servicio en lugar de producto. Hay que resolver los problemas ciudadanos con un enfoque de servicio, no de producto. Una gran parte de la vida en las ciudades no pasa por la utilización de servicios públicos, y generalmente se ignora.

Lo dicho, ha sido un placer haber compartido estos temas con todos ellos. Yo por mi parte seguiré reflexionando sobre el dinero del futuro, la identidad digital y como convertir las comunidades de vecinos en espacios inteligentes de convivencia … o al menos mejorarlas 🙂

El problema de los caballos en New York

A finales del siglo XIX preguntaron a un grupo de expertos en diferentes ámbitos ¿como será la ciudad de New York en el futuro?
La respuesta fue determinante: la ciudad desaparecerá, puesto que habría tanta población y tantos caballos que estaría inundada de estiércol y la gente moriría por epidemias … increíble ¿no?
Es un buen ejemplo de “piensa exclusivamente en el futuro y olvídate del presente cuando quieras ser estratega o visionario”. La importancia de hacer los ejercicios de inteligencia colectiva no solo con “gurús” o expertos, sino con gente muy diversa y de diferentes entornos cuando quieres innovar de forma disruptiva.

Aquí dejo más información sobre el tema:

Otra lección aprendida: a veces, los problemas se resuelven de manera “espontánea” por el contexto socio-económico donde nos encontramos, sin que hagamos nada. Por lo tanto, mucha atención a nuestro entorno.

Ahora estamos muy pendientes del pulso de poder mundial entre China y EEUU. Es interesante analizar ¿Como China ve el mundo? vs. ¿Como veía EEUU el mundo en 1976? Lo que dicen los expertos desde hace algunos años ya lo conocemos, y muchas de sus predicciones a futuro también, no solo sobre las grandes potencias sino acerca de los países emergentes … ¿son mejores los modelos predictivos actuales? ¿acertarán los expertos?

SMP día 6: Gestión de la Innovación y Liderazgo de Equipos

Gestión de la Innovación Empresarial con Ricardo Pérez Garrido
Comenzando por la pregunta “¿que empresas son innovadoras?”, salen los nombres de casi siempre: Apple, Zara, Amazon, Google, 3M, McDonalds, Mercadona, El Bulli, … y otros menos habituales, como Silestone, MRW, Banco Santander, ONCE o AC Hoteles.
Algunos apuntes adicionales para el caso Zara y el Grupo INDITEXSigue leyendo

desaprender, comenzar

Está de moda “desaprender”. Y es una palabra que me gusta … “comienzo” también me gusta.
Esto es lo que escribí en mi primer post en 2005 y ahora llega el primer post de esta nueva etapa, en este nuevo blog. Curiosamente hay elementos comunes, muchos. Y eso me alegra 🙂
15 años de proyectos, clientes, tecnología, internet, innovación y viajes por todo el mundo … llega un momento de cambio (otro más) y toca desaprender y emprender (de nuevo) a otro nivel y en otros ámbitos.
Cambio un grupo espectacular de compañeros y de clientes (por qué no decirlo), por gente como mi amigo Claudio Salamanca y dogaboo.com. Por gente interesante en el Senior Management Program del Instituto de Empresa, con talento y experiencia. Por gente diferente, diversa y emprendedora que está ahí afuera y de la que aprendo cada día, que habla de ciudades inteligentes, innovación social, nuevos modelos empresariales o identidad digital. En definitiva, por gente nueva y buena gente.
“con un par”, “valiente”, “enhorabuena”, “gran decisión”, “que giro más emocionante” o “madre mía” son cosas que he oído en las últimas semanas … simplemente es algo que quiero y puedo hacer. Me considero afortunado porque mi situación personal lo permite y ahora es el momento. Como dice el gran Dioni Nespral: “Comprobado. La idea brillante que estés pensando, alguien la empezará en 15 minutos en algún lugar del mundo. Más actuar”.
Pues a por ello. No se si valiente, osado o loco … el caso es que voy a disfrutarlo … seguiremos informando 🙂